NECESIDAD DE FORMACIÓN EN LA DIFUSIÓN DE RESULTADOS

Fèlix Bosch, Fundación Dr. Antoni Esteve. Barcelona.

Conferencia impartida el 19 de noviembre de 2019, dentro del curso de formación continuada organizado por el Servicio de Farmacología Clínica del Hospital Universitario Puerta de Hierro – Majadahonda de Madrid, bajo el titulo general de Investigación clínica en la práctica asistencial.

La formación es una parte fundamental en todo tipo de profesión. En entornos que evolucionan rápidamente, como sería el caso del sector biomédico, la formación adquiere un matiz mucho más relevante. Cada uno puede recapacitar sobre la formación que ha recibido durante el grado y el postgrado. Sin embargo, la formación continuada sigue siendo una alternativa y una necesidad en función de cada perfil profesional. Habitualmente se divide en aquella más específica y técnica  – de cada especialidad y áreas de trabajo -, frente a la formación en competencias transversales, como sería el caso de la formación en investigación y sus variantes. Dentro del bloque de la investigación, pero no exclusivo de ella, una de estas competencias transversales a desarrollar sería la difusión de los resultados. En esta presentación se plantea la importancia en difundir y divulgar los resultados en el entorno laboral del profesional biomédico. Las reflexiones que se plantean exceden este nivel y serían aplicables en todo tipo de investigación, así como en ámbitos tanto asistenciales como docentes. Se plantea el marco existente en torno a la difusión y comunicación científicas con las posibles interacciones y sus principales protagonistas. Se presentan algunos datos y ejemplos sobre la importancia de escribir en ciencia, de saber comunicar y cómo divulgar hacia la población general. Se describen algunos ejemplos y experiencias sobre estas áreas de difusión de resultados y se plantean una serie de recomendaciones sobre cómo mejorar la formación en dichas competencias. Finalmente, se presenta la Fundación Dr. Antoni Esteve como una institución con más de treinta años de experiencias de formación en este ámbito. A modo de conclusión, la formación del profesional biomédico es muy importante, tanto en competencias específicas-técnicas como en competencias transversales. Entre éstas últimas se encontrarían las relacionadas con la difusión de los resultados, ya sean resultados de investigación, de docencia o de asistencia. Los profesionales de la biomedicina deberían ser conscientes de la importancia en divulgar y deberían ser muchos más proactivos en formarse en este tipo de competencias.